Medmol  
Fibao Una perspectiva molecular en medicina
A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z  TODOS
  TÉRMINO DEL GLOSARIO correspondiente a:  A
Autoinmunidad:
Bookmark and Share
Fecha de incorporación al glosario: 7-1-2014 Fecha de la última modificación: 7-1-2014
La animación muestra de forma esquemática el proceso de presentación antigénica
Definición: La autoinmunidad es el proceso por el cual el sistema inmune del organismo ejerce una respuesta inmune contra un antígeno propio, desencadenando un proceso patológico.

El sistema inmunológico se caracteriza por su capacidad de reconocimiento de cualquier molécula extraña al organismo (antígeno) y por lo tanto, potencialmente perjudicial. Este reconocimiento, llamado presentación antigénica, es el primer paso necesario para organizar una respuesta encaminada a la neutralización o eliminación de dicho antígeno.

 

Ahora bien, no debe pasarse por alto el hecho de que, para poder reconocer lo extraño, hay que saber distinguirlo de lo propio. El sistema inmune está constantemente realizando un cribado que le permite realizar esta distinción. Sin embargo, en algunas ocasiones, esta capacidad de discriminación falla y el sistema inmune reconoce como extraña una molécula que en realidad es propia, desencadenando una respuesta inmunológica frente a ella. En esas ocasiones se produce la llamada autoinmunidad.

 

Existen muchas patologías autoinmunes. Un grupo de estas enfermedades afecta a todo el organismo (lo que denominamos autoinmunidad multiorgánica o sistémica), mientras que otras afectan a órganos o localizaciones del cuerpo concretas (autoinmunidad específica).

 

Tanto el diagnóstico como el tratamiento de las enfermedades autoinmunes son complejos. En primer lugar, muchas enfermedades autoinmunes tienen síntomas similares, lo que dificulta su distinción precisa. Además, el origen o etiología de estas enfermedades se desconoce en muchos casos, aunque parece haber un importante componente hereditario. Esta dificultad para determinar las causas que desencadenan la autoinmunidad hace que la disponibilidad de tratamientos específicos esté muy limitada.  Por último, muchas enfermedades autoinmunes se caracterizan por presentar fases agudas en las que lo síntomas se ven exacerbados, las cuales son casi imposibles de predecir. Esto dificulta enormemente los tratamientos preventivos de estas patologías.

 

 

Como consecuencia de todas estas dificultades, en la mayoría de los casos el tratamiento de la enfermedad está dirigido al alivio de los síntomas. Por ejemplo, muchas de las enfermedades autoinmunes cursan con procesos inflamatorios, de modo que los antiinflamatorios e inmunosupresores son una opción común. La biotecnología ha aportado también tratamientos específicos, como anticuerpos terapéuticos dirigidos contra las citoquinas encargadas de activar  la cascada secuencial de activación de las vías inflamatorias, proporcionando de esta manera una inmunosupresión más específica.