Medmol  
Fibao Una perspectiva molecular en medicina
NOTICIAS
La obesidad se asocia con una flora bacteriana intestinal determinada.
Bookmark and Share
Fecha de Publicación: 5-4-2007
Fuente: An obesity-associated gut microbiome with increased capacity for energy harvest., Nature
Esquema simple de la variedad de bacterias que coloniza el tubo intestinal
La epidemia de obesidad que sufre el mundo actual motiva que se realicen esfuerzos para identificar factores personales y ambientales capaces de actuar sobre el balance energético. Entre estos factores medioambientales está la flora bacteriana intestinal. De hecho se habla del término metagenoma humano, de forma que este metagenoma humano es la suma de los genes del Homo Sapiens más los genes presentes en los billones de microbios que colonizan a un adulto. Más del 90% de los tipos de microbios que tenemos en el intestino pertenecen a las divisiones taxonómicas Bacteroidetes y Firmicutes. En este trabajo los autores han comparado la flora intestinal de ratones geneticamente obesos con la de controles sanos. Los resultados indican que la flora de los ratones obesos es muy diferente a la de los sanos: en los obesos sube la proporción de Firmicutes y baja la de Bacteroidetes. Estos datos también se observan en humanos, y la pérdida de peso en humanos tras una dieta correlaciona con un aumento en la proporción de Bacteroidetes en la flora intestinal. La flora de los ratones obesos empleados en este trabajo tiene la capacidad de hacer que la misma comida aporte más contenido calórico. Esto probablemente se debe a que bacterias diferentes son capaces de digerir ciertos componentes de los alimentos ofreciendo más productos absorbibles en el intestino. Se llegó incluso a demostrar que al inocular la flora de ratones obesos a ratones normales sin flora, los ratones normales ganaban más peso que si se les inoculaba flora de ratones no obesos.