Medmol  
Fibao Una perspectiva molecular en medicina
NOTICIAS
La alfa-sinucleína defectuosa se propaga de célula a célula en la enfermedad de Parkinson.
Bookmark and Share
Fecha de Publicación: 7-2-2011
Fuente: ?-Synuclein propagates from mouse brain to grafted dopaminergic neurons and seeds aggregation in cultured human cells., J Clin Invest
Estructura molecular de la alfa-sinucleína
La alfa-sinucleína es una proteína clave en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. El fallo en el plegamiento de esta proteína causa una agregación anormal que forma los llamados cuerpos de Lewy en las neuronas de los individuos afectados por la enfermedad. Un estudio reciente ha mostrado que estas proteínas defectuosas son capaces de trasladarse desde las células afectadas hacia las sanas que las rodean, produciendo eventualmente la destrucción de las mismas. Existen formas parecidas de propagación en otras patologías, como por ejemplo las asociadas a priones, proteínas infectivas caracterísiticas de enfermedades como la encefalopatía espongiforme bovina, comúnmente llamada enfermedad de las vacas locas. El trabajo constituye un importante paso para la comprensión del papel de esta proteína y su transferencia a otras células en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. Ya era conocido a partir de estudios previos que la alfa-sinucleína agregada acababa apareciendo gradualmente en neuronas jóvenes sanas trasplantadas a cerebros de pacientes con Parkinson. Esta observación constituyó la base teórica de este trabajo, según la cual existe una transferencia de la proteína defectuosa de célula a célula. Los investigadores han utilizado diferentes modelos experimentales, tanto en cultivos celulares como en ensayos in vivo, demostrando que la alfa-sinucleína agregada puede propagarse entre células e interaccionar con la alfa-sinucleína de las células receptoras provocando su agregación. En otras palabras, sería como si la proteína mal plegada, al llegar a las células sanas de su alrededor, determinara a su vez que la alfa-sinucleína presente allí comenzara a plegarse mal, imitando a la proteína incorporada. Esta “siembra” de formas defectuosas de la proteína puede ser determinante para la afectación progresiva de porciones mayores del sistema nervioso en los pacientes con Parkinson. La teoría de la transferencia celular se ha visto especialmente reforzada por los ensayos in vivo. Los investigadores trasplantaron células dopaminérgicas sanas a ratones especiales que presentan Parkinson. Después de seis meses, la alfa-sinucleína podía verse en estas células, lo que indica que la proteína fue transferida de las células del cerebro receptor a las trasplantadas. Este descubrimiento podría abrir las puertas al nuevos tratamientos que se basen en detener esta propagación, lo que podría contribuir a frenar el avance de los síntomas en los pacientes afectados.