Medmol  
Fibao Una perspectiva molecular en medicina
NOTICIAS
Una nueva técnica de imagen para visualizar lípidos de membrana en células intactas.
Bookmark and Share
Fecha de Publicación: 30-1-2013
Fuente: Direct chemical evidence for sphingolipid domains in the plasma membranes of fibroblasts., Proc Natl Acad Sci U S A
Estructura molecular del esfingolípido E. El átomo de nitrógeno forma parte de la cabeza polar y está coloreado en azul.
Aunque la membrana celular está ampliamente estudiada, las técnicas de imagen utilizadas hasta ahora generalmente infieren la localización de ciertas moléculas basándose en asociaciones asumidas con otras moléculas. Esto ocurre también para los lípidos que integran la membrana celular. En general, se asume que los lípidos de membrana se ensamblan para formar parches, llamados dominios, que difieren en su composición. Sin embargo, las investigaciones acerca de este tipo de organización y en cómo dicha organización afecta a la función de la célula se ha visto obstaculizada por la inexistencia de técnicas que permitan la observación directa en células intactas. Utilizando un enfoque completamente nuevo en la visualización de las membranas celulares, un grupo de investigación ha revelado que los esfingolípidos, un tipo de lípidos de membrana que juegan un papel importante en la estructura de la membrana plasmática y la señalización celular, se agrupan en dominios en la membrana de una forma que distinta a la esperada. La tecnología utilizada se basa en marcar metabólicamente los esfingolípidos de una célula de manera que sustituyan el nitrógeno normal que incluyen en su estructura por un isótopo del nitrógeno, el nitrógeno 15 (15N). Esto permite analizar cuantitativamente la organización de esfingolípidos en toda la superficie celular mapeando la distribución de 15N mediante espectrometría de masas de alta resolución. Con esta aproximación, los investigadores han podido observar en células intactas que los esfingolípidos se organizan en parches más grandes de lo previsto, formados a su vez por microdominios de un diámetro medio aproximado de 200 nm. Estos parches están siempre presentes en la membrana plasmática y, aunque en un principio se pensaba que los esfingolípidos se asociaban al colesterol de la membrana, esta técnica de visualización ha permitido comprobar que su distribución parece depender más del citoesqueleto interno de la célula que de la propia composición de la membrana celular, ya que estos parches desaparecen al alterar el citoesqueleto experimentalmente, mientras que dicha distribución sólo es alterada en parte en células con poco colesterol en su membrana.