Medmol  
Fibao Una perspectiva molecular en medicina
NOTICIAS
Una nueva diana terapéutica potencial: La nitración de la proteína Hsp90 puede inducir por sí sola la muerte celular.
Bookmark and Share
Fecha de Publicación: 7-3-2013
Fuente: Nitration of Hsp90 induces cell death., Proc Natl Acad Sci U S A
Hsp90 sufre grandes cambios conformacionales durante su ciclo funcional. La unión de ATP (azul) a la forma inactiva hace que ésta se cierre, y que cada componente del dímero "agarre" al otro mediante un pequeño "loop" en la parte superior. Los residuos críticos de Tyr para la reacción de nitración que describimos en esta noticia están marcados en rojo.
El estrés oxidativo puede alterar una proteína celular que normalmente es benigna, y hacer que se convierta en un poderoso y no deseado cómplice en la muerte neuronal. Según una investigación reciente, la nitración en tirosina (una forma de estrés oxidativo consecuencia de la adición de un grupo nitro a un residuo de tirosina en una proteína) de una sola molécula puede conducir a la muerte celular. El concepto general de daño oxidativo a las células es conocido desde hace tiempo. Este tipo de daño celular está muchas veces detrás de procesos como la neurodegeneración, la inflamación y el envejecimiento. Lo novedoso de este trabajo es que demuestra que una sola molécula puede ser tremendamente sensible a este daño y provocar la muerte celular de forma casi directa. La proteína en cuestión es la Hsp90 (del inglés, heat shock protein, o proteína de choque térmico). Esta vieja conocida de la biología molecular actúa como chaperona. En pocas palabras, es una proteína encargada de dirigir el plegamiento de otras proteínas, actividad que la relaciona directamente con más de 200 funciones celulares. Sin embargo, esta investigación muestra que la nitración de uno solo de sus residuos de tirosina es suficiente para hacerla tóxica; al intervenir en un número tan grande de procesos celulares, su nitración conduce a la muerte celular. En última instancia, este hallazgo podría dar lugar a nuevos enfoques terapéuticos para muchas enfermedades debilitantes o mortales en las que la presencia de moléculas modificadas por estrés oxidativo es característica. La prevención de este proceso de nitración de tirosina puede proteger contra una amplia variedad de enfermedades degenerativas, utilizando fármacos dirigidos contra esta y otras proteínas similares que hayan sido dañadas por estrés oxidativo.