Medmol  
Fibao Una perspectiva molecular en medicina
NOTICIAS
Tejido adiposo marrón en el tratamiento de la obesidad
Bookmark and Share
Fecha de Publicación: 9-11-2016
Fuente: Browning of White Fat: Novel Insight Into Factors, Mechanisms, and Therapeutics., J Cell Physiol
Distribución del tejido adiposo blanco y del tejido adiposo marrón.
Los mamíferos tienen dos tipos de tejido adiposo: el blanco y el marrón. El blanco se caracteriza por estar compuesto de grandes gotas lipídicas y pocas mitocondrias, al contrario que el marrón, que tiene muchas mitocondrias y gotas lipídicas pequeñas. El tejido adiposo blanco se encarga de almacenar el exceso de energía y secreta factores endocrinos que regulan la sensación de saciedad. La acumulación de tejido adiposo blanco propicia la aparición de obesidad ya que es difícilmente movilizable. El tejido adiposo marrón tiene funciones de termogénesis, propiedad atribuida a la alta expresión de la enzima UCP1 (del inglés UnCopling Protein 1), que desacopla la cadena transportadora de electrones produciendo calor. El tejido adiposo marrón protege contra la obesidad ya que se moviliza más fácilmente generando calor. Una conversión de células adiposas blancas a beige, con características de las células adiposas marrones, podría utilizarse como herramienta terapéutica contra la obesidad, así como contra los trastornos asociados a la misma especialmente las enfermedades cardiovasculares. Esta conversión, como se ha visto en diferentes estudios, podría estar mediada por diferentes factores como la exposición al frio o el ejercicio y también parece conseguirse mediante intervenciones como el trasplante de tejido adiposo marrón. Así, diferentes estudios muestran que el ejercicio conlleva cambios en el tejido adiposo blanco como por ejemplo el aumento de la expresión de genes involucrados en la biogénesis de mitocondrias. Factores como el TFAM (del inglés Transcription Factor A Mitochrondrial) también promueven la biogénesis de mitocondrias. Como resultado de estos estudios se espera que la estimulación del tejido adiposo marrón pueda usarse para tratar desórdenes metabólicos relacionados con la obesidad ya que es un factor protector de la obesidad y está relacionado con un tono vascular sano y un riesgo cardiovascular bajo.