Medmol  
Fibao Una perspectiva molecular en medicina
NOTICIAS
INF-γ recombinante en el tratamiento de infecciones micobacterianas
Bookmark and Share
Fecha de Publicación: 20-12-2016
Fuente: Friendly fire: anti-cytokine antibodies elicited by microbes., Nat Med
Acción de INF-γ modificado tras la inhalación de esporas en el tratamiento de infecciones micobacterianas.
Las micobacterias son bacterias aéreas de forma bacilar, causantes de enfermedades como la tuberculosis. Cuando una persona se infecta con Mycobacterium, sus macrófagos liberan IL-12, la cual promueve la secreción de INF-γ por parte de los Linfocitos T. El INF-γ a su vez se une a unos receptores específicos en la superficie de los macrófagos desencadenando la respuesta celular, que tendrá como resultado la muerte de las micobacterias. De tal manera, que personas con un defecto genético en INF-γ o que presente anticuerpos neutralizantes del mismo será más propensa a padecer infecciones por micobacterias. La exposición a las esporas del hongo Aspergillus, se ha visto en un reciente artículo de investigación, podrían producir anticuerpos que reaccionaran de forma cruzada con INF-γ, aumentando el riesgo de estas personas a contraer una infección por micobacterias. Por tanto, podría usarse como tratamiento un INF-γ capaz de eludir la acción neutralizante de los anticuerpos producidos tras la exposición a Aspergillus. Los científicos de este estudio observaron que una región no conservada de INF-γ en humanos podría tener un papel fundamental en la unión de INF-γ con los autoaanticuerpos. Un recombinante de INF-γ, en la que esa región se sustituyera por los residuos equivalentes del INF-γ de ratón, podría ser capaz de evadir la acción de los autoanticuerpos y los anti-INF-γ, conservando su funcionalidad. De tal modo, los investigadores observaron entrar una persona en contacto con las esporas de Aspergillus se producían anticuerpos anti-Noc2, proteína que comparte gran homología con INF-γ, los cuales llevaban una reacción cruzada con INF-γ neutralizando su acción y permitiendo, por tanto, la supervivencia de las micobacterias. En cambio, si se suministraba al paciente el INF-γ modificado se evita su neutralización, permitiendo la activación del macrófago y la consecuente acción micobactericida. Estos datos, abren nuevas posibilidades terapéuticas en el tratamiento y prevención de las infecciones por micobacterias, aunque es necesario llevar a cabo más estudios que avalen los resultados.