Medmol  
Fibao Una perspectiva molecular en medicina
TEMAS
Bases de datos de Tuberculosis
Bookmark and Share
Fecha de Publicación: 20-4-2009 Última actualización : 20-4-2009
Resumen
Desde hace relativamente poco tiempo se han creado bases de datos que pretenden recopilar y centralizar la información relativa a la tuberculosis. La tuberculosis es la segunda causa de muerte debida a enfermedades infecciosas después del SIDA y con la creación de estos recursos se pretende impulsar la investigación y el desarrollo de nuevos métodos para detectar la presencia de cepas resistentes y multi-resistentes a los fármacos actuales.
Concepto
Las bases de datos centralizan la información relativa a la tuberculosis.
Según datos de la OMS, cada año 8 millones de personas contraen la tuberculosis y cerca de 2 millones de personas mueren a causa de la enfermedad.

En la década de los 40 se comenzaron los primeros tratamientos contra la tuberculosis y muy pronto se dieron a conocer los primeros casos de cepas resistentes a un tipo de droga concreto. En la década de 1990, debido a una convergencia de factores, emergieron las primeras cepas con multiresistencia MDR-TB (“Multi-Drug Resistance TB”) a la actuación de los dos fármacos más efectivos, isoniazida y rifampicina.

A partir de 2002, varios países detectaron casos de cepas que acumulaban más resistencias. Estas cepas se conocen como XDR-TB (“extensively Drug Resistant”) y además de los medicamentos anteriores muestran resistencia a fluoroquinolona y alguna de las drogas conocidas como de segunda línea, por ejemplo, kanamicina, amikacina o capreomicina, entre otras.

La resistencia de la tuberculosis se cree que está mediada por mutaciones cromosómicas que afectan a la diana de la droga o por mutaciones en las enzimas bacterianas necesarias en la generación de la forma activa de la droga. Desde hace años se vienen realizado numerosas investigaciones y se conocen muchas de las mutaciones que confieren resistencia a la bacteria.

Muchas de estas investigaciones se basan en estudios a gran escala para identificar las mutaciones asociadas a resistencias. Estos estudios se han realizado a través de todo el mundo y usan métodos de secuenciación a gran escala y de genotipado.

De los numerosos estudios realizados se extraen algunas observaciones, como por ejemplo, que existe una distribución heterogénea en los tipos y frecuencias de las cepas resistentes a drogas en diversas regiones geográficas y también que distintas mutaciones confieren diferentes niveles de resistencia a una droga específica. También se ha observado que las mutaciones que surgen de la exposición a diferentes análogos de una droga concreta pueden explicar algunas de las diferencias geográficas en la distribución de las cepas resistentes.

Recientemente se han dado a conocer recursos en internet que centralizan mucha de la información obtenida a lo largo de estos años y pueden servir de soporte a los investigadores para desarrollar herramientas adecuadas para detectar los diferentes tipos de cepas, especialmente aquellas resistentes, o desarrollar nuevas drogas más efectivas.

Dos de estos recursos son las bases de datos: “TB Drug resistance mutation database” y “TB database”. La primera (TBDReaMDB) está centrada en recopilar las mutaciones identificadas que otorgan resistencia o sensibilidad a un medicamento concreto. Se han recopilado a día de hoy 946 mutaciones asociadas a 7 tipos de drogas que afectan a 36 genes diferentes. En esta base de datos se muestra además información de interés como el lugar de procedencia de los mutantes publicados, cuando se detectaron las cepas resistentes, el método de detección, los patrones de resistencia de los mutantes y los métodos para testar la susceptibilidad.

En la TBDReaMDB se da la opción de mostrar sólo los datos de asociación entre mutantes y resistencia para una droga específica que tengan un elevado grado de confianza. Estos datos se extraen de 10 publicaciones de alta calidad que muestran la frecuencia de las mutaciones asociadas a esa droga.

Todos estos datos que ofrecen las bases de datos son útiles para el diseño y validación de herramientas diagnósticas que estimen el número de genes o mutaciones a considerar para desarrollar un ensayo sensible y específico.

Ya se han desarrollado métodos de diagnóstico basados en secuenciación que detectan mutantes resistentes a drogas. Algunos de estos métodos, aprobados por la OMS, son el test “INNO-LiPA” (Innogenetics) y el kit MTBDRplus (Hain Lifescience).

En el terreno del descubrimiento de nuevas drogas las bases de datos pueden usarse para aplicar nuevas tecnologías computacionales que profundicen en los mecanismos de resistencia a nivel molecular, permitiendo entender mejor como una mutación afecta a la afinidad o la activación de una droga. Un mapa de mutaciones global puede también sugerir modificaciones de ciertas drogas o estrategias alternativas para contrarrestar resistencias emergentes a una droga.
Vínculos externos de interés
Bibliografía